Synopsis

Kathryn Bigelow es una mujer, y eso, en determinadas profesiones (como director de orquesta), no es inaudito pero es raro. Y es una buena directora. Muy buena, de hecho, pero a veces tengo la sensación de que está ligeramente sobrevalorada precisamente en razón de su sexo. En Tierra Hostil representa exactamente lo que quiero decir de su cine. Es una película del tipo que un amigo mío y yo llamamos “película correcta”, esto es, una película perfectamente hecha, normalmente relativa a temas históricos o es un biopic, correcta en todas las dimensiones en las que puede valorarse una película. Son películas que empiezas a verlas y sabes que tienen garantizada una nota que ronda el 7, y aún un poco más quizá, pero la genialidad les pilla tan lejos como sacar un 37 en un examen sobre 10. Son películas hechas como me imagino que las haría el alumno no más listo, pero si más empollón de la clase de cine. La primera película a la que bauticé con ese apelativo fue El buen Pastor, pero J. Edgar o El Puente de los Espías sirven igual. Y esta película correcta tiene además un vicio que no soporto del cine bélico estadounidense, por más que no sea belicista. Es ese mensaje que te manda la película de que estos tíos duros e inadaptados, adictos a la guerra (adictos a cumplir con su deber según estas películas), comparten una experiencia de vida auténtica –la vida auténtica siempre está en Afganistán o Irak como se encargan de enseñarnos todas estas películas cuando el personaje vieja de nuevo a la madre patria- que nos convierte a los demás en niños que no saben, o aun peor, que no quieren saber. Pero en el fondo el personaje principal se odia a sí mismo y a su vida ¿Por qué si no iba a tener un comportamiento tan negligente? En el fondo está muy quemado. Pero vuelve de nuevo allí al final de la película. América lo exige y lo demanda. Es un cínico moderno al estilo Sloterdijk: aquel que ya no cree en nada y aun así conserva su capacidad de trabajo, y eso antes se llamaba alienación.

Video & Photo

1 photos

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *